Azamara Journey: excelencia a escala humana


La historia de Azamara Journey comienza a finales de los años noventa cuando la Renaissance Cruises ordena 8 barcos R-Class. El futuro Journey, construido en los astilleros franceses Chantiers de l’Atlantique de Saint Nazare, tomó el nombre de R-Six, al momento del lanzamiento ocurrido en el 2000. Después de una breve transferencia de propiedad a Cruise Company Invest, regresó a la flota del Renaissance y fletado a Pullmantur en el 2003 con el nombre de Blue Star. Luego de tres años cambiaría nuevamente el nombre (Blue Dream). En el 2007 el grupo Royal Caribbean, que ya era propietario de la marca Pullmantur, creó Azamara Club Cruises, transfiriendo el Blue Dream a la nueva compañía y cambiando el nombre a Azamara Journey, junto al barco gemelo (originalmente R-Seven), cuyo nombre cambió a Azamara Quest.

Azamara Journey presenta un arqueo de 30.277 toneladas por 180 metros de longitud. Puede alojar 676 pasajeros en literas bajas y es dirigido por una tripulación de 407 personas. La moneda a bordo es el dólar estadounidense y el inglés es el idioma oficial. Las decoraciones recuerdan en parte el estilo de los liners de los años veinte y treinta, de gusto clásico y elegante que transmiten la sensación de estar en un gran yate privado. Las áreas comunes están distribuidas en las tres cubiertas centrales y dos superiores, entre ellas el Lido.

En la cubierta 3 tenemos una serie de cabinas con ventana, solo en el lado de estribor (dos de ellas con acceso para personas con discapacidad) y, en la proa de la nave, una gangway por cada lado.

La cubierta 4 tiene cabinas con ventana a ambos lados y 4 cabinas internas. En la proa, cerca de los ascensores, se encuentra el Centro Médico. En el centro del barco tenemos el Guest Relations (la recepción), la Concierge, el Land Discoveries (oficina de excursiones) y el Loyalty and Sales (programa de fidelización de clientes y venta de cruceros). La Concierge es un desk con horarios diarios que pueden ayudar a los pasajeros con las informaciones logísticas, reservas, sugerencias. No muy lejos, dos cajeros automáticos para retirar dinero en efectivo y en dólares estadounidenses.

Azamara Journey ofrece una amplia gama de alojamientos. La mayoría de las cabinas internas y de las externas con ventana no son muy espaciosas, al igual que los baños. Todos los alojamientos tienen camas individuales que se pueden convertir en matrimoniales y están equipadas con control autónomo de la temperatura, TV de pantalla plana, secadora de pelo, teléfono con buzón de voz.

La mayor parte de las cabinas tienen un minibar y una caja fuerte. En la cubierta 6 hay 18 cabinas con la vista obstruida por los botes, y algunas disponibles con la posibilidad de conectarse con otras de al lado. Los huéspedes de las suites tienen prioridad en el embarque, acceso prioritario a los botes para el desembarque en la rada, café y agua embotellada gratuitos.

La cubierta 5 es la que tiene el mayor número de locales comunes y donde se llevan a cabo muchas actividades de entretenimiento. En la proa el Cabaret Lounge representa el teatro a bordo. En estilo Belle Epoque se abre en un solo nivel y dispone de un bar en servicio durante los espectáculos. Además de los diversos tipos de shows, se realizan algunas conferencias y es punto de encuentro para las excursiones, retiro de los pasaportes y más. Avanzando hacia el centro del barco se encuentra el Casino, dotado de un buen número de máquinas tragamonedas y mesas automatizadas.

El Bar Spirits sirve el área de juego y una serie de mesas frente al mostrador. Un piano, colocado en la esquina junto a una chimenea, entretiene a los huéspedes durante el aperitivo y después de la cena. En el pasillo detrás del Bar hay un pequeño Photo Shop con fotografías tomadas durante el crucero y propuestas en pantalla, en archivo, y algunos artículos para la fotografía. Continuando hacia la popa se ingresa a la zona de compras y al acogedor Mosaic Café. En el lado de estribor del barco Indulgences representa la joyería a bordo, con una selección de relojes y varios artículos preciosos.

El Mosaic Café prepara todo tipo de cafés y capuchinos, con especialidades también para llevar. En una vitrina junto al mostrador siempre habrá algo que ofrecer: croissant por la manaña, pasteles por la tarde, tartas y canapés por la noche. El área de popa de la cubierta 5 está dedicada al restaurante Discoveries que ofrece el servicio open sitting en el desayuno, el almuerzo solo durante la navegación, y la cena.

Antes de la entrada se encuentra el Discoveries Bar, generalmente abierto en el mismo horario que el restaurante. Es el lugar para tomar un copa mientras se espera la llamada del maitre si no hubieran mesas libres al momento de la llegada. Por fuera se puede caminar o reposar en la tumbonas de la cubierta, a ambos lados.

Las cubiertas 6, 7 y 8 están dedicadas completamente a las cabinas, divididas en varias categorías de internas, externas y suites.

La cubierta 9 alberga el Spa y el gimnasio en la proa. The Sanctum, el spa, está dirigido por Steiner Leisure y ofrece a sus huéspedes un baño turco y una sauna muy pequeños. Un área externa, el Sanctum Terrace, con una tarifa de ingreso diario y tiene una gran piscina de talasoterapia, con algunas tumbonas. Una zona está dedicada a la “Acupuncture at Sea” y otros cuartos para tratamientos. El Fitness Center dispone de equipamiento aeróbico, una zona de spinning, máquinas y mancuernas. En el lado izquierdo de la proa, dos suites tienen vista al mar, las únicas cabinas ubicadas en esta cubierta.

Después de los ascensores se llega a la zona del Lido. La piscina central es muy pequeña, en los dos lados tiene un par de Jacuzzi. El área de hamacas es, por el contrario, amplia y dispone también de algunas alcobas “matrimoniales”. El Pool Bar propone, además de los tradicionales cócteles, soft drinks, vinos y cervezas, coloridos batidos de frutas. Tiene vista al Lido, también, The Patio, un restaurante/grill con mesas en la zona cubierta, pero abierto a los lados, que funciona la mayor parte del día. Aquí se sirven carnes y pescados a la parrilla, ensaladas, hamburguesas apetitosas.

El Swirl and Top es el puesto de los helados: gratis y con una serie de topping realmente sorprendentes. En la zona de popa tenemos el Windows Café, restaurante a bufé. Abierto para todas las comidas, por la noche propone especialidades inspiradas en la tradición culinaria de varios países del mundo. También puede sentarse en la mesa del Sunset Bar, en la terraza de la popa, abierto desde las 11 de la manaña hasta después de la cena.

En la proa de la cubierta 10 se encuentra uno de los lugares más concurridos del barco: The Living Room. Aquí se llevan a cabo catas de vinos, tardes de degustación de vodka y caviar, tomar un aperitivo y bailar hasta después de la cena. En el lado de estribor en una zona con mesas se organiza el Card Room mientras 4 puestos PC, aún en el estribor, constituyen el In Touch, que proporciona una conexión a internet e impresora.

En el área central de la nave, más allá de la mesa de ping pong, en el lado de estribor, tenemos el Jogging Track, que dibuja un anillo alrededor del área de la piscina. Al regresar al interior del barco desde la zona de la popa se encuentra el Drawing Room, maravillosa biblioteca con piano y sofás de terciopelo. Los libros está siempre disponibles en el estante.

En ambos lados de la popa se encuentran los dos restaurantes especializados del Azamara Journey, ambos por un costo adicional. En el estribor, Aqualina ofrece platos de la tradición italiana. A la izquierda, en cambio, el Prime C destaca por las carnes, aunque también el tartar de pescado y los postres son absolutamente por probar.

La cubierta 11 está abierto a los pasajeros solo en la parte delantera, con tumbonas a ambos lados y una zona para shuffleboard en la esquina de la proa extrema, en la izquierda del barco.

Azamara Journey posee 5 restaurantes. Discoveries, el principal, tiene aproximadamente 340 asientos y está organizado con open sitting. En tres lados hay grandes ventanas que le permiten observar el mar y que contribuyen a que toda la zona sea muy luminosa durante el día. El menú cambia todos los días si bien ofrece una serie de platos “siempre disponibles”. Dos platos, uno regional y uno internacional, son fantasías del Chef, descritos por el camarero en ese momento. El restaurante está abierto para el desayuno y la cena, para el almuerzo solo durante los días de navegación.

En la cubierta 9 se encuentra el Windows Café, que ofrece platos de diversos tipos para todas las comidas del día. Para el desayuno un puesto prepara batidos y jugos frescos. The Patio, alrededor del Lido, ofrece platos a la parrilla, hamburguesas y deliciosas ensaladas. Se puede ordenar tanto en el mostrador como en la mesa. Si desea consumir los platos propuestos por The Patio dentro del Windows Café, se le asignará un número y el mesero le entregará su pedido en cualquier lugar dentro del bufé.

Los dos restaurantes de especialidades, Aqualina y Prime C, ofrecen una alternativa de alta calidad y proponen platos exclusivos para acompañar con una bodega realmente magnífica. Para aquellos que prefieren no moverse de su cabina el Room Service ofrece un menú y snacks las 24 horas al día.

Azamara Journey tiene un Casino, biblioteca, Fitness Center, Spa, Lavandería self-service y profesional, 4 ascensores y una estación de Nintendo Wii. El programa del día propone pruebas, torneos de shuffleboard y ping pong, conferencias de varios temas. Se proponen catas de vinos, licores y vodka con una cuota de participación. Los espectáculos nocturnos van desde las variedades al canto, con shows de diversos géneros y algunas proyecciones de películas. Hay subastas y exposiciones de antigüedades.

En los lugares cálidos se organiza un White Night, con cena al aire libre, barbacoa y bufé en la piscina. Una noche de cada crucero es dedicada al Azamazing Evening: un espectáculo ofrecido gratuitamente a los huéspedes en algún lugar a tierra. Las cuotas de servicio están incluidas en el precio del crucero, así como las lanzaderas que se ofrecen en los puertos de escala, aunque estén a poco distancia del centro.

Hay una selección de bebidas alcohólicas y no alcohólicas que forman parte de una fórmula Inclusive, consumibles en la cabina, en los bares y restaurantes. Una selección de vinos están incluidos entre las bebidas gratuitas; a disposición 2 blancos y 2 rojos todos los días a rotación, y una variedad de vino rosado.

Azamara Club Cruises es una compañía por elegir gracias a la atmósfera de relajación e intimidad que se respira a bordo y las pequeñas atenciones que un número limitado de pasajeros puede permitir. Una ventaja aún mayor de los dos barcos gemelos Azamara Journey y Azamara Quest es aquella de ofrecer itinerarios exclusivos, alcanzando metas imposibles para las grandes naves contemporáneas, permitiendo, gracias a las largas estadías, disfrutar y vivir más concretamente los países visitados. El producto estrella, los Azamazing Evenings, algo realmente especial y atractivo que solo esta compañía ofrece.