Descrubimos Costa Venezia


La última incorporación en la casa de Costa Cruceros es un barco de la clase Vista dedicado a la famosa ciudad veneciana: Costa Venezia. Creado por Fincantieri en Monfalcone, se entregó el 28 de febrero de 2019 y fue bautizado en Trieste con un emocionante espectáculo con flechas tricolores.

Costa Venezia está dedicada al mercado asiático y la decoración rinde homenaje a Venecia proponiendo una reseña de la belleza de la ciudad y del estilo italiano en general, lejos de la laguna. Los interiores se refieren, por lo tanto, completamente al arte y la arquitectura de la ciudad veneciana. Los nombres de los entornos recuerdan los espacios y lugares de Venecia, así como dos grandes góndolas reales nos llevan de vuelta a la atmósfera de los canales.

En la popa de la cubierta 5, la galería de las celebridades va más allá de un ambiente generalmente elegante y refinado, donde algunas réplicas de los personajes del espectáculo rompen el vínculo con la ciudad de Venecia, a menos que esté destinado a recordar el Festival de cine, pero también con el estilo circundante.

Exploremos en detalle la hermosa Costa Venezia, comenzando desde las áreas comunes para llegar hacia las zonas externas y la restauración, muy diversificada y variada.

Las primeras áreas de pasajeros se encuentran en la cubierta 3, donde tenemos la hermosa Piazza San Marco, vestíbulo principal del barco. En el bar, que circula alrededor de la columna con el león de San Marco, se suman a ambos lados la Recepción y la Oficina de Excursiones. Este es uno de los lugares más frecuentados del barco, donde se puede tomar un buen café, pasar la tarde o tomar un cóctel por la noche. Justo en la “Piazza” se ubica el Ristorante Marco Polo, uno de los dos principales del barco, decorado con buen gusto, elegante y con las mesas colocadas cómodamente alrededor de los arcos venecianos y otras decoraciones.

La parte inferior del Ristorante Canal Grande también se encuentra en la cubierta 3, el otro de los dos restaurantes principales, si bien se puede acceder desde la cubierta 4. En la proa de la cubierta 3 hay un área para niños y adolescentes, con el Juventus Turin Museum, una colección de objetos vinculados al equipo piamontés que seguramente fascinará al público oriental.

Subiendo a la cubierta 4 tenemos, alrededor de la Piazza San Marco, un gran balcón semicircular que da a la zona subyacente. Aquí hay numerosas tiendas (San Marco Shops), desde Tiffany hasta la tienda de dulces, desde el Juventus Shop hasta los recuerdos. Avanzando hacia la proa se accede al Teatro Rosso, elegante y distribuido en dos cubiertas.

Desplazándose, en cambio, hacia la popa se encuentra el Casino Dea Bendata, atendido por un gran bar circular y dotado de numerosas mesas y máquinas tragamonedas. A la izquierda, continuando hacia la popa, hay una elegante Sala Carte, la Galleria d’Arte, que se extiende a lo largo del corredor y el Masque Lounge. Este último sirve tanto como sala de conferencias y así como discoteca por las noches, con una gran pista de baile y su propio bar.

Cierra en la popa la parte superior del Ristorante Canal Grande, el más espectacular, con la reproducción de un canal en el centro de la sala, una gran góndola que lo surca y una maravillosa ventana de vidrio con vista al mar en la parte final.

La cubierta 6 alberga en la proa la platea del Teatro Rosso y otras tiendas en el ulterior balcón que se ubica al centro del barco, en la Piazza San Marco. Continuando encontrará algunos restaurantes de especialidades a bordo. El Yan Teppanyki y el Lu Hot Pot, uno frente al otro, abren la serie. A la derecha, caminando hacia la popa, tenemos el Ristorante Casanova, en perfecto estilo veneciano y La Fiorentina Steack House, una pequeña incursión toscana en medio de tanta inspiración veneciana.

El Bella Bar se ubica en el centro del barco para servir bebidas y cócteles, tal vez mientras se espera un lugar en el Ristorante Frutti di Mare, que se distribuye justo enfrente, con mesas bajas y una barra con taburetes más altos. El paseo por Costa Venezia continúa en la Galleria Shops que, con la zona Calle Larga Boutiques, representa un ulterior espacio dedicado a las compras. Cierra la galería la Photo Gallery, completamente digital, donde puede buscar las fotos tomadas por el personal durante el crucero.

Esto nos lleva al Gondola Lounge, caracterizado por una enorme góndola restaurada con vista al salón de baile. Un bar atiende el área y en una esquina se sirven aperitivos dulces y salados. Desde aquí se accede, finalmente, al Lounge delle Stelle, a través de la galería de las celebridades. Observados por personajes como Marylin Monroe o Henry Potter, llegamos a la parte más amplia del Lounge, que vuelve a ser más sobrio y elegante. Atendido por una barra doble, también ofrece una hermosa zona externa con vista a la popa, decorada en tonos rojos y blancos, con cómodos sofás y sillones.

Toda el área de la cubierta 5 también tiene un paseo marítimo externo, agradable de recorrer y equipado con varios puestos con sillones, tumbonas y mesas que también sirven como una extensión de los restaurantes y los correspondientes lounge internos.

Las referencias a Venecia, la elegancia e innovación en los entornos se encuentran incluso en los puentes más altos. El Lido se abre en la zona central de la cubierta 10. Por un lado el Lido Bar rodea la piscina, con referencias al Florian de Costa Atlantica pero con decoraciones más ligeras, la Gelateria Dolce Vita, con elegantes sillones colocados bajo un sugestivo porche. En el lado más a popa están el Burger Bar y el Dim Sum, que representan los lugares ideales para un refrigerio por la tarde.

La parte de proa de la cubierta 10 está ocupada por las cabinas mientras dirigiéndose hacia la popa se encuentra el Ristorante Buffet Marketplace y el Lido Burano. Este último propone una zona de relax con piscina y dos jacuzzis, el Burano Bar y las mesas de servicio para el bufé, lo que permite comer al aire libre. En ambos lados están la Pizza Napoli, con sus propias mesas, y el Seafood Shack, dedicado a las alternativas a base de pescado.

La cubierta 11 también alberga cabinas en la proa, mientras que el área situado sobre el Lido ofrece ambientes relajantes con elegantes sillones y hermosas villas venecianas representadas en las paredes. La zona de la popa es dedicada a un Squok Club particularmente grande y a varias actividades deportivas, desde la cancha de baloncesto de usos múltiples, a algunos equipos de ejercicio al aire libre.

La cubierta 12 es ocupada por el Bellezza Spa en la parte de la proa. En dos zonas separadas para hombres y mujeres hay una sauna, un baño turco, una zona de relajación, numerosas cabinas para tratamientos y un salón de belleza. El gimnasio tiene una hermosa vista sobre la proa y está equipada con el equipo más moderno.

Aún en la cubierta 12 está la Teen Zone externa, el Mini Golf y el acceso al Rope Graden, una serie de carrera de obstáculos suspendidos. La 14°cubierta, finalmente, propone en el área de la proa La Laguna, zona dedicada a los juegos de agua y toboganes. Un área de gran relajación es el Giardino Veneziano, también en la proa. El equivalente del área Serenity de los barcos Carnival de la clase Vista, con alcobas, hamacas y un bar reservado para los amantes del silencio.

Costa Venezia ofrece numerosas opciones gastronómicas junto a los dos principales restaurantes clásicos, Canal Grande y Marco Polo. La inspiración veneciana se conserva al Casanova, elegante local ubicado en el centro del barco. El Frutti di Mare ofrece especialidades a base de pescado con sabor principalmente mediterráneo. Así como el Steak House, que lleva el nombre del famoso corte toscano, La Fiorentina, pero que ofrece otros piatos italianos. Por otro lado, el Teppanyaki tiene un sabor más asiático, se ha convertido en una necesidad en los barcos más nuevos y el Lu Hot Pot, donde se cocina en planchas frente a los comensales, en lugares con pocos invitados.

Helados, hamburguesas, pizzas, ahora son un lenguaje común en todos los cruceros, pero ciertamente no pueden faltar a bordo de la Costa Venezia que, en lo que nos concierne, no es en absoluto un barco sin interés para un público incluso no oriental. Por el contrario, nos recuerda la elegancia de algunos ambientes muy hermosos y el retorno a un estilo que ciertamente, más que los anteriores, representa el italiano.

Gabriele Bassi

 

Comments

Recientes reportajes