Nieuw Statendam: la evolución de Holland America

El 29 de noviembre de 2018, Fincantieri ha entregado a Nieuw Statendam el segundo barco de la clase Pinnacle, gemelo de Koningsdam, para Holland America Line. Un poco más de 2600 pasajeros, 99500 toneladas, lo convierten en un gran barco, pero con un carácter humano. Se caracteriza por la elegancia de las instalaciones, perfectamente combinada con las innovaciones más modernas.

Nieuw Statendam demuestra ser capaz de preservar las características de la flota Holland America Line pero con serie de servicios de vanguardia.

Entre las principales atracciones a bordo, seguramente el World Stage, interactivo y multimedia, marca una clara ruptura con el concepto tradicional de teatro, ofreciendo espectáculos de gran participación a través de sus paredes de LED y efectos de audio. Los locales y las formas de entretenimiento a bordo son numerosos, así como las ofertas gastronómicas y de bienestar. Vamos a echarle un vistazo.

La primera cubierta tiene una serie de tres salas de conferencias, el nivel inferior del gran Atrium y el Internet Center. La cubierta 2 es mucho más rica de locales de todo tipo, donde, en cualquier momento, será agradable pasar el tiempo. En la proa se encuentra el World Stage, que también ocupa la tercera cubierta y ofrece una gama de espectáculos verdaderamente innovadores. Avanzando hacia la popa hay una serie de ambientes relacionados con la música, un elemento importante a bordo, tanto así que las cubiertas llevan los nombres de músicos famosos.

Después de pasar el Microsoft Studio encontramos el RollingStone Rock Room, en el lado izquierdo del barco, y el tradicional Billboard Onboard en el lado de estribor, inevitable a bordo de los barcos de Holland America. Se puede realizar una buena degustación de whisky y licores en el Notes, un rinconcito central a los dos locales, para verdaderos conocedores.

Cruzando las maravillosas tiendas de relojes, joyas y ropa se llega al Lincoln Center Stage, un hermoso local en dos cubiertas dedicado a la música en vivo. Decorado en estilo clásico con juegos de maderas y vidrios, es verdaderamente una de las áreas más bellas del barco. Los amantes del blues preferirán, en cambio, seguir caminando y llegar al B.B. King’s Blues Club, también muy acogedor y servido por su correspondiente bar.

Con vista al Atrium, encontramos dos de los restaurantes especializados a bordo: el elegante Pinnacle Grill y el Rudi’s Sel de Mer, verdadero paraíso para los amantes de los mariscos. Antes de llegar al amplio y luminoso Dining Room, ubicado en la popa, se pasa por el Ocean Bar y otros dos locales que no puede perderse: Blend y Club Orange. El primero es un pequeño ambiente dedicado a la cata de vinos, con la posibilidad de beber unas buenas copas individuales o seguir algunas visitas guiadas. El Club Orange es el restaurante que los hará sentir como en casa, entre mesas informales, decoraciones coloridas y los ingredientes expuestos directamente en la entrada.

Otra cubierta llena de locales, antes de subir a las cubiertas más altas del barco, es la tercera. En la popa, siguiendo un recorrido inverso, encontramos el piso superior del Dining Room, también uniforme en la decoración colorida y animada, con vista al salón subyacente.

A través del Photo Shop se puede llegar al ambiente más animado del barco, en cualquier momento del día: el Grand Dutch Café. Aquí puede encontrar un bocadillo dulce o salado, o disfrutar de un buen café espresso en la terraza del paseo exterior. Frente, la Reception, y una simpática vista sobre el Atrium.

En el medio del barco se eleva el B.B. King’s Blues Club y el Lincoln Center Stage. El Art Gallery propone numerosas obras en exhibición, bien iluminadas en paredes blancas. Volviendo hacia la proa, finalmente, antes de la parte superior del World Stage, se encuentra el Casino, con numerosas máquinas tragamonedas y mesas, atendido por su propio bar.

Desde aquí se sube a la cubierta Lido para continuar explorando los locales del Nieuw Statendam. Aquí se encuentra el Greenhouse Spa & Salon en la proa, seguido del extenso Fitness Center. La Lido Pool, piscina central con cubierta autopropulsada, está acompañada por una serie de Jacuzzis y dispone de numerosas tumbonas. En el extremo de la popa del Lido central se encuentran el puesto Gelato, con exquisitos helados y toppings, el Dive In, ideal para un hot dog o una hamburguesa, y el Lido Bar.

Se llega así al restaurante bufé Lido Market, pasando por el restaurante italiano Canaletto. El bufé es grande y se caracteriza por las variadas especialidades que propone, desde sushi a ensaladas, desde deliciosos postres hasta los productos de panadería más tentadores. En la popa, finalmente, se encuentra el Sea View Lido, otra piscina con dos Jacuzzis y su proprio bar.

Si de aquí se sube una cubierta encontramos el Tamarind Nami Sushi, maravilloso restaurante dedicado a la cocina oriental. En el centro de la nave hay un espacio para los más pequeños: el Loft para adolescentes y el Club Hal para los niños. También, en el centro del barco, tenemos el Panorama Bar y el New York Deli & Pizza con vista a la piscina central, este último local abierto con horario extendido, donde se pueden degustar excelentes pizzas, sándwiches, ensaladas.

En la proa de la cubierta 12 se encuentra otro ícono de la flota Holland America Line, el Crown’s Nest. Maravilloso local con vista a la proa, ofrece la relajación en sus sillones de cuero, información útil en el Explorations Central, posibilidad de comprar excursiones en el Shore Excursions y, finalmente, tomar un buen café en el Explorations Café, quizá consultando las mega pantallas interactivas.

En las cubiertas más altas es posible dedicarse al deporte: la cubierta 11 alberga una pista de Jogging y un campo deportivo de múltiples usos. Pero también puede optar por refugiarse en The Retreat, un rincón reservado dedicado a ciertas categorías de suites, con cabinas privadas y servicio personalizado.

La oferta de las cabinas a bordo es amplia y variada. Desde las Interior a las Ocean View a las Veranda, a las diferentes Suites: Vista, Signature, Neptune y Pinnacle. Todas las dotaciones y las medidas internas son, en todo caso, de excelente nivel y sea cual sea la elección, el confort está garantizado gracias a la calidad de Holland America Line.

Nieuw Statendam es una nave que ofrece espacios adecuados para cualquiera que desee disfrutar de la navegación, gracias a sus numerosos y luminosos locales con vista al mar, pero al mismo tiempo también a los amantes de la elegancia más clásica, en estilo de Holland America, que nunca querrán dejar de escuchar los ritmos del Lincoln Stage Center o de apreciar el silencio del Crown’s Nest. Junto a Koningsdam, un paso más de Holland America hacia barcos cada vez más hermosos y modernos, sin traicionar el estilo clásico, y ganador, de la compañía.

 

Nieuw Statendam

Score 0,00