Marina: la belleza de Oceania Cruises


Marina, un barco de 66084 toneladas, presentado en enero de 2011, fue la primera unidad de la nueva generación que renovó la flota de Oceania Cruises.

Construido por Fincantieri, el primer barco de O-Class para Oceania tiene una capacidad máxima de 1258 pasajeros y 629 cabinas. Marina destaca por la gran elegancia de sus interiores y el esmero de su servicio, así como, ya es bien conocido, por su oferta gastronómica de gran variedad y excelencia.

Los ambientes dedicados a los pasajeros comienzan en la cubierta 5, con excepción del Centro Médico y el punto de embarque de lanchas que se ubican en la 4. La Concierge, Reception y Oficina de Excursiones están situadas alrededor del atrio principal, caracterizado por una gran escalera de estilo moderno. En la proa del barco está el Lounge, el teatro de estilo Belle Epoque dedicado a las conferencias y espectáculos nocturnos. En el centro del barco, a ambos lados frente a la Reception, están las Boutiques, llenas de ropa, joyas y objetos varios.

Caminando hacia la popa encontrarás dos de los cuatro restaurantes especiales y gratuitos de a bordo. El Red Ginger tiene por objeto ser la alternativa oriental, proponiendo platos de tierra y mar inspirados en la tradición asiática. El ambiente recuerda a los típicos restaurantes japoneses y puedes degustar verdaderas exquisiteces acompañadas de infusiones y tés de hierbas y una amplia variedad de palillos de todo tipo y material.

En Jacques, en cambio, Francia es el anfitrión. Jacques Pepin, famoso chef francés, dirige no sólo este pequeño rincón francés en el mar, sino toda la cocina de la flota de Oceania Cruises. Aquí también podrás encontrar platos tradicionales transalpinos, exquisitos quesos y presentaciones verdaderamente sensacionales.

En la cubierta 6 se concentran otras áreas dedicadas a los pasajeros y al entretenimiento. En la popa del barco está el Grand Dining Room, el restaurante principal, abierto en el desayuno, almuerzo y cena. El Maitre te esperará en la entrada, sin hacer turno, y acompañará a la mesa que más te gusta. Mise en place maravilloso con porcelana y cubertería, ventanas con vista al mar, con un servicio y platos que realmente valen la pena. A pesar de la amplia oferta de restaurantes, siempre será un placer volver al Grand Dining Room donde se respira tranquilidad, elegancia y una atmósfera de antaño. Al salir del Restaurante encontrarás a la derecha el Grand Bar, elegante y luminoso, que sirve también como un cómodo pasillo hacia la zona central del barco.

A la izquierda encontrarás el mucho más excéntrico Casino Bar, caracterizado por luces rosadas y moradas, con inserciones de pequeños azulejos brillantes. Desde aquí se accede al Casino Montecarlo, amplio y equipado con todos los juegos principales, desde tragamonedas hasta black jack, desde los dados hasta la ruleta.

En el centro del barco, todavía en la cubierta 6, se encuentra uno de los principales Bares y punto de encuentro, el Martinis. Es el lugar ideal para disfrutar de uno de los muchos cócteles que se ofrecen al son del piano. Un poco más adelante se llega al Upper Hall, que rodea la escalera principal del atrio, hasta llegar a las oficinas del Ocean Club Ambassador. Aquí puedes consultar tu nivel de fidelización y comprar, con grandes ventajas, los futuros cruceros.

Las cubiertas siete a la undécima y parte de la duodécima están dedicadas a las cabinas. A bordo existen las categorías internas, externas con ventanas amplias al suelo, cabinas con balcón y varios tipos de suites. Una clase de alojamiento se encuentra en el nivel Concierge, con un poco más de atenciones y el acceso al Concierge Lounge (cubierta 9). El Executive Lounge (cubierta 11) está disponible para algunas suites.

El equipamiento básico incluye el baño con ducha y bañera separadas, jabones de Bulgari, minibar con refrescos gratuitos, albornoz y pantuflas, servicio gratuito de habitaciones las 24 horas. El nivel Concierge añade sales para el baño, planchado gratuito de algunas prendas, un menú diferente para el desayuno en la cabina. Las Suites tienen un mayordomo y el libre acceso a todos los restaurantes de a bordo.

En la cubierta 12 de la zona de proa, hay algunos tipos de Suites a ambos lados del barco. En la zona central, accesible desde los ascensores de proa, hay dos talleres especiales. El primero, en el lado derecho, está dedicado a la cocina y las diversas lecciones que se programan durante el crucero. El segundo, a la creatividad y el diseño, con todo tipo de colores y materiales disponibles.

La duodécima es también la Cubierta Lido. Una piscina no muy grande pero realmente hermosa se abre en el centro del barco con dos Jacuzzis a los costados y el Bar Wave que atiende toda la zona del Lido. Un pequeño escenario está situado al nivel de los ascensores de popa. Se toca en vivo durante los días de navegación o al momento de la partida de las escalas.

Pasando hacia la popa encontrarás en el lado izquierdo el Restaurante Le Reserve. Es el lugar ideal para poner a prueba los maridajes de vino y comida propuestos por Wine Spectator. Se cena informalmente en taburetes y mesas comunes pero el nivel de la cocina es muy alto, así como las etiquetas disponibles. A veces se ofrecen degustaciones por la tarde.

En el lado opuesto está el Wave Grill. Es el lugar con el horario de apertura más flexible, donde puedes degustar platos de todo tipo, desde el desayuno hasta la cena. Hasta el final de la tarde se ofrecen hamburguesas y otras especialidades a la parrilla. Los batidos y helados artesanales son deliciosos, disponibles hasta media tarde.

Desde ambos lados se accede al Restaurante bufé, Terrace Cafè. Puedes elegir este ambiente informal para todas las comidas del día. También cuenta con una encantadora terraza externa donde puedes llevar tus platos y ser servido con vista al mar o al puerto de escala del día. La elección del bufé es generalmente amplia y todos los platos se proponen elegantemente en bandejas colocadas en distintos lugares donde nunca hay colas ni esperas. Una sección está dedicada a la parrilla y platos principales. Siempre presentes las carnes, pollo y filetes de pescado para cocinar según tus preferencias. También hay una buena pizza y, por la noche, pescado crudo y sushi preparados al momento.

Subiendo a la cubierta 14, siempre en la popa del barco, hay otros dos restaurantes especiales y gratuitos. A estribor del barco está el Polo Grill, dedicado a las carnes y pescados a la parrilla pero capaz de sorprender incluso con los entrantes y postres, todos deliciosos. Al otro lado entra en escena la cocina italiana tradicional.

El Restaurante Toscana propone las recetas más célebres de toda la península, desde la carne, el pescado y la pasta fresca, sin descuidar la importancia de un buen aceite de oliva y del vinagre balsámico, ambos ofrecidos con amplia selección en carrito. Aquí, parte del personal es italiano y te sentirás realmente como en casa.

Entre los dos restaurantes de especialidades, en el extremo de la popa, hay una sala especial, Le Priveè, donde puedes disfrutar de una cena “privada” con un alquiler de 200 dólares. El menú puede ser compuesto recurriendo a los propuestos en el Polo Grill y Toscana.

Aún en la cubierta 14, saliendo de los restaurantes y caminando hacia el centro del barco, a estribor se encuentra la sala de cartas (Board Room) con juegos de mesa y bebidas disponibles en un elegante ambiente con maquetas de barcos y escaparates en color caoba. Un poco más adelante, siempre en estribor, encontrarás el Internet Center Oceania@Sea, con numerosas estaciones PC y una frecuente asistencia del personal.

Continuando con el paseo alrededor de la chimenea, encontrarás al Baristas, un pequeño bar donde degustar el mejor café de a bordo. La mayor parte del día los baristas son jóvenes italianos y la calidad del espresso es sin duda la más cercana a lo que estamos acostumbrados en nuestras cafeterías. Por último, en el lado izquierdo hay una espectacular biblioteca (Library) con más de 2000 volúmenes (ninguno en italiano) con todo tipo de temas. También hay un buen número de guías de viaje, útiles mientras planificas tus itinerarios a bordo. Una gran elegancia se observa en los grandes sillones de cuero y chimeneas artificiales, coronadas por cuadros de veleros y modelos de antiguos barcos.

La cubierta 14 es también la Sun Deck, el lugar para tomar sol en las cómodas tumbonas alrededor de la piscina. Volviendo a la proa, a ambos lados hay dos ambientes agradables y cómodos donde se puede descansar protegiéndose del sol. El Patio, a estribor del barco, tiene mesas redondas y sillones, mientras que el Sanctury, a babor, tiene cómodos sofás donde puedes recostarte y leer o simplemente descansar, mirando el mar que fluye a través de los grandes y luminosos ventanales.

La parte de proa está dedicada al bienestar con el Canyon Ranch Spa Club. En el lado derecho, el Fitness Center ofrece una zona de pesas, varias cintas de correr y bicicletas, además de máquinas para la musculación. Una pequeña sala está reservada a los cursos y la actividad aeróbica. Más adelante tenemos el Styling Salon que se ocupa del cabello de los pasajeros, así como ofrece servicios de manicura y pedicura. A la izquierda del barco, por otro lado, hay varios lugares para tratamientos y masajes. En el extremo de la proa tenemos los dos baños de vapor (turcos) y la sauna, que se utilizan por separado entre hombres y mujeres. Finalmente, el Spa Terrace, que se encuentra en la proa, dispone de numerosas tumbonas y un gran Jacuzzi.

Puedes practicar más deportes al aire libre en la cubierta 15. En la zona de popa, un camino amplio alrededor de la chimenea representa el Fitness Track. A ambos lados, siempre en la popa, hay un espacio para las bochas y el shuffleboard. En cambio, para el MiniGolf y el tenis es necesario subir a la proa de la cubierta 16.

En la proa, también en la cubierta 15, está el Horizon, un gran y hermoso Lounge con una maravillosa vista de 270° alrededor del barco. Es un ambiente para frecuentar todo el día, donde se sirve el elegante té de la tarde al son de los violines, jugarás al bingo, bailarás por la noche escuchando música en vivo.

Marina es un barco de gran elegancia en clave moderna, capaz de transmitir encanto y relajación sin ninguna imposición en la vestimenta u otras formalidades. Ofrece una gran variedad y calidad gastronómica verdaderamente sensacional, combinada con una gran selección de vinos y licores y un personal que atiende con un servicio cordial y profesional. La duración de las escalas en los puertos y las frecuentes pernoctaciones hace también de Oceania Cruises una compañía a la que se debe prestar mucha atención, teniendo en cuenta la variedad de itinerarios ofrecidos, las ofertas cada vez más ricas de OLife y el encanto de sus entornos, con clase pero informales.

Más información, ofertas y Comentarios de Marina y de Oceania Cruises en Cruising Journal.

Gabriele Bassi

Comments