Cómo volver a navegar: el ejemplo de Costa Cruceros


Costa Cruceros reanudó la navegación el 6 de septiembre, después de un largo trabajo de planificación del Safety Protocol y las cuidadosas evaluaciones sanitarias acordadas con el Gobierno italiano. Veamos en el detalle la vida a bordo posterior al Covid 19 y los detalles del Safety Protocol.

Para volver a navegar, Costa Cruceros ha elaborado un protocolo sanitario en colaboración con expertos científicos independientes en salud pública coordinados por el V.I.H.T.A.L.I. (Value in Health Technology e Academy for Leadership and Innovation), derivado de la Universidad Católica de Roma. El proyecto forma parte de las directrices sanitarias nacionales e internacionales, con ulteriores ajustes de la compañía para una mayor precaución y seguridad.

El protocolo incluye un conjunto muy amplio de medidas y procedimientos, que cubren todos los aspectos del crucero, desde la seguridad de los miembros de la tripulación hasta el registro y embarque de los pasajeros, la vida a bordo y las excursiones.

Para la tripulación, Costa Cruceros ha predispuesto un cribado preliminar en los países de origen, que incluye dos pruebas de hisopado para el COVID-19. A su llegada a Italia, las tripulaciones se someterán a una tercera prueba de hisopo y las personas confirmadas como negativas se admitirán a bordo, donde deberán permanecer durante 14 días en cuarentena. Durante su estancia a bordo, sus estados de salud serán supervisados constantemente con la medición de la temperatura diaria y pruebas de hisopo cada 30 días.

A bordo, la atención médica se ha potenciado y es gratuita para quienes desarrollan síntomas de gripe y desean someterse a controles. El sistema de aire acondicionado ya no prevé la recirculación y se ha modificado para una mayor higienización. La limpieza y desinfección son más profundas y frecuentes.

Registro y procedimientos de embarque

El embarque de pasajeros se realiza tratando de evitar las aglomeraciones en los terminales y permaneciendo en la zona portuaria. En este sentido, se requiere la cumplimentación obligatoria en línea de un registro antes de la llegada y una autocertificación que excluya los síntomas de la gripe y otros problemas de salud. El registro en línea da un horario de embarque, que debe respetarse para no crear la afluencia de demasiadas personas al mismo tiempo.

Al embarcar, se entrega el equipaje y se revisan los documentos. Se realiza el hisopado, cuyo resultado se obtiene en aproximadamente una hora de espera. A partir de este momento es posible acceder a bordo.

Las cabinas son sometidas a un completo proceso de higienización y certificadas mediante la correspondiente etiqueta colocada en la puerta de entrada. En su interior se encuentran mascarillas y las instrucciones básicas sobre cómo comportarse en el crucero con los nuevos procedimientos.

Para evitar aglomeraciones, el día del embarque es posible realizar simulacros de emergencia individuales: puedes presentarte en la zona de reunión en cualquier momento, con el chaleco salvavidas, para completar rápidamente el procedimiento con el personal de a bordo.

La vida a bordo

La vida a bordo no se ve alterada por el Safety Protocol. La sensación es que la mayoría de los servicios son totalmente accesibles, sin grandes limitaciones y sin necesidad de una atención especial. El personal de a bordo está totalmente capacitado para ayudar al pasajero en todas sus necesidades.

La mascarilla es obligatoria en todas las áreas comunes y donde no es posible mantener una distancia de al menos un metro entre las personas. Por lo demás, estamos acostumbrados desde hace meses a llevarla en todas las áreas comunes y, por lo tanto, no constituye una limitación a nuestra libertad. Por supuesto, no es obligatorio cuando estás sentado en el bar, en el restaurante, en las cubiertas exteriores si se mantiene la distancia, en las tumbonas del solárium.

Por razones de seguridad, es necesario rastrear al pasajero, mediante el escaneado de la tarjeta de crucero, durante sus ingresos en restaurantes, bares y el teatro. En locales más pequeños podemos ver en la entrada la capacidad máxima de personas permitidas, así como en los baños públicos, hidromasajes (máximo 1 persona o 1 núcleo familiar de máximo 7 personas cada uno) y las piscinas (un número importante en proporción a las personas a bordo).

Los ascensores, normalmente con capacidad para 18 personas en un barco como Costa Deliziosa, pueden ser utilizados por un máximo de 4 personas. Algunas áreas, como la del restaurante buffet, tienen el ingreso y la salida de un solo sentido. A bordo hay un par de puestos de control voluntario de la temperatura corporal.

Espectáculos y entretenimiento

El entretenimiento a bordo ha sufrido algunos cambios, pero sin mayores alteraciones. El equipo de animación lleva a cabo juegos, concursos, torneos deportivos según la tradición de la compañía: se evitan los contactos cercanos entre los participantes, los juegos cuerpo a cuerpo, los deportes de contacto (se permite el tenis, por ejemplo). Cada noche se proponen divertidos juegos nuevos en la zona del lido central, amplia y ventilada, aprovechando la tecnología de video y la proverbial simpatía de los animadores.

En el teatro existe el distanciamiento entre las distintas butacas y por el momento no está previsto un grupo de baile a bordo debido a los inevitables contactos que podrían tenerse durante las exhibiciones. Los espectáculos incluyen cantantes solistas, acróbatas, ilusionistas.

La discoteca está cerrada temporalmente, pero está permitido bailar con música en vivo en otros salones del barco. El Casino está totalmente abierto, tanto en la zona de mesas como de tragamonedas, así como la sala de juegos para niños. El Teen Club y el Squok Club funcionan con las debidas precauciones.

No hay veladas de gala ni cócteles para evitar aglomeraciones. Se mantiene la velada dedicada al Costa Club, con fotos de recuerdo.

Restauración y bar

La restauración ha sufrido el gran cambio con la eliminación de los menús en papel y el servicio de buffet, por lógicas precauciones de higiene. En cada mesa de los restaurantes y bares se encuentran los Códigos QR para escanear con tu teléfono móvil, y así puedas consultar en línea, con el wifi gratuito a bordo, los menús completos de los platos y bebidas.

El servicio de bar en el interior es tanto para llevar como en la mesa, mientras que en los exteriores solo para llevar. El personal de a bordo no tocará tu tarjeta de crucero, sino que la escaneará a distancia para registrar los gastos.

En la mesa, el mis en place es reducido y se pone la mesa con servilleta, cubiertos y vasos cuando el comensal se sienta en la mesa. Todas las comidas se sirven en la mesa, para evitar colas y el contacto entre personas y comidas. Las líneas de los clásicos bufets se utilizan para cocinar las comidas exprés.

En los principales restaurantes se han distanciado las mesas y por el momento no hay un doble turno de cena sino una especie de servicio a tiempo libre, si bien en tu tarjeta de crucero hay una indicación del horario a respetar, con una cierta tolerancia.

El desayuno incluye platos dulces y salados llevados directamente a la mesa (para evitar la cola durante la recepción del pedido) y algunos bajo pedido, siempre gratuitos como aquellos a base de huevos u otros. Este es el mismo estilo también a la hora de la merienda, servida en la mesa con elección dulce y salada, ambas llevadas directamente por el personal.

Gimnasio y spa

El gimnasio y el spa están abiertos y se pueden utilizar. El gimnasio en su totalidad, con excepción de algunos equipos que se alternan (como cintas de correr y bicicletas estáticas) para mantener una distancia segura entre las personas, y la obligación de lavarse las manos y el equipo después de su uso. La zona deportiva externa está abierta para un uso individual y para los juegos con animación que impliquen distancia entre los participantes.

En cambio, el spa se ve obligado a cerrar temporalmente la zona de talasoterapia, la sauna y el baño turco. En cambio, todos los tratamientos están disponibles (masajes y otras terapias). Para satisfacer las posibles preferencias de los huéspedes, se ha preparado una serie de nuevos tratamientos a “manos libres” que no prevén el uso directo de las manos por parte de los terapeutas.

Fotos y tiendas

Los servicios de fotografía y las tiendas son totalmente utilizables. En la Photo Shop el personal se encuentra disponible para buscar las fotografías de los clientes, ya que no es posible la búsqueda manual e individual en las cajas o contenedores. Las expuestas son, en cambio, tocables, tras higienizar las manos y con la ayuda del personal. Para facilitar la búsqueda, si se obtiene el consentimiento del huésped, se registra el número de cabina al momento de las tomas, de manera que todas las fotos de un mismo pasajero se puedan reunir en carpetas. El servicio Shades permite tener un fotógrafo a tu disposición para realizar tomas profesionales a bordo.

Las tiendas están abiertas regularmente, con un número máximo de huéspedes en su interior (bastante amplio). Con la ayuda del personal, podrás probar los perfumes y la ropa (seguidamente desinfectados con vapor). La ropa también se puede llevar a tu propia cabina.

Se ha activado un servicio de Conserjería de Compras que permite realizar el pedido de artículos y productos con entrega en tienda o en la cabina. El catálogo siempre se puede consultar escaneando el Código QR.

Servicios de Recepción y otras oficinas

Para evitar colas y contactos, los servicios al público de Recepción y Tour Office están suspendidos y se transfieren por teléfono. La centralita se ha potenciado y responde a cualquier necesidad sin esperas. Puedes acudir a la Recepción con cita previa en caso de que necesites recoger documentos o por otras necesidades.

El pago en efectivo, los extractos de la cuenta, la reserva de excursiones, las ventajas del Costa Club son todos servicios facilitados por la aplicación de Costa Cruceros y por los puntos de información disponibles a bordo. El registro de la tarjeta de crédito está automatizado desde hace tiempo.

Por razones de seguridad, no se emiten documentos en papel en la cabina. Todo se puede consultar en la APP, en las pantallas de a bordo o telefónicamente en la Recepción.

Excursiones

El descenso en los puertos de escala es seguramente el aspecto del crucero que sufre la principal limitación. En el estado actual de la ley no se permite desembarcar en autonomía en los puertos de escala sino únicamente adquiriendo una excursión organizada por la compañía. Los precios son absolutamente asequibles (99 euros por 5 excursiones).

Costa Cruceros ha trabajado duramente para programar múltiples excursiones en todos los puertos de escala garantizando la máxima seguridad para los huéspedes. Todos los participantes deberán llevar la mascarilla durante toda la excursión, nunca alejarse del grupo ni acercarse a personas externas, no podrán acceder a tiendas y locales distintos a los indicados por la propia compañía ya que son compatibles con los protocolos sanitarios establecidos.

La distancia durante la excursión en sí está garantizada por la capacidad reducida del autobús (máximo 25 personas), el número contenido de participantes en cada grupo y el uso de auriculares, para que no tengas que acercarte necesariamente al guía mientras habla.

Los guías turísticos y los conductores de los autobuses están sometidos al hisopado la misma mañana de las excursiones para garantizar la máxima seguridad, así como los vehículos son desinfectados antes y después de ser utilizados por los pasajeros.

Al salir y volver a bordo, se controla la temperatura de los huéspedes, así como la desinfección de las manos.

En general, el Safety Protocol elaborado por Costa Cruceros es un compromiso equilibrado entre la garantía de una protección completa y cuidadosa de la seguridad sanitaria y la posibilidad de disfrutar plenamente de los conceptos de crucero y vacaciones. Un esfuerzo enorme por parte del personal de tierra y de a bordo, pero con un impacto mínimo en el disfrute del barco por los pasajeros. Lamentablemente, venimos de meses de dificultades, durante los cuales el uso de mascarillas y la desinfección de las manos se han convertido en hábitos cotidianos. Por tanto, no será difícil continuar un poco más con los mismos procedimientos. El mar, los atardeceres, la buena comida, nuestros queridos barcos son y serán siempre los mismos.

Vale absolutamente la pena volver a bordo, saborear el gusto del crucero, ayudando a las empresas a recuperarse y disfrutando plenamente de lo que nos puede brindar el mágico mundo de la navegación. Si no podemos, por el momento, desembarcar libremente en los puertos, siempre podemos aprovechar de las excursiones bien organizadas y de bajo coste, o disfrutar del barco semivacío entre el sol, la buena comida, el spa o la piscina.

Sigue a Cruising Journal para más información, promociones y Comentarios de Costa Cruceros

Gabriele Bassi

Comments